Pequeña tienda de sol

A última hora de septiembre de 2019, la tía Ama tuvo fuertes contracciones y tuvo que ser llevada a una clínica. El centro de salud de su pueblo, Praprababida, estaba cerrado en ese momento porque no estaba conectado a la red eléctrica nacional. Por lo tanto, la tía Ama tuvo que viajar al hospital de Donkorkrom, a unos diez kilómetros de distancia.

Como las carreteras sin asfaltar que llevan al hospital no están en buen estado, conducir por ellas es muy peligroso, sobre todo por la noche, cuando no hay iluminación en las carreteras ni en las comunidades. Cuando la tía Ama llegó a la clínica, estaba en estado crítico. Afortunadamente, los médicos consiguieron controlar la situación y salvar la vida de ambos. Pero fue una experiencia traumática para Aunty Ama.

Esto es lo que les ocurre a menudo a las mujeres embarazadas en las zonas rurales de Ghana, especialmente en las comunidades no electrificadas. Tienen que viajar en botes o canoas, motos o triciclos para visitar un centro de salud. Sin embargo, viajar por el agua o en moto de noche es inseguro y peligroso.

Energía solar

27 de diciembre de 2021 – Doha: Como parte de sus intervenciones para apoyar al sector de la salud en Gaza, la Media Luna Roja de Qatar (QRCS) ha proporcionado energía solar al Centro de Salud de Deir Al-Balah, afiliado a la Media Luna Roja Palestina (PRCS), a través de un proyecto para asegurar la energía renovable para el Centro de Salud de la PRCS en Deir Al-Balah de Gaza.

En cuanto a la importancia del proyecto, el Dr. Akram Nassar, jefe de la oficina de representación de la MLRP en Gaza, dijo que las gobernaciones de Gaza sufrían recurrentes cortes de energía durante más de 12 horas diarias, lo que suponía una amenaza para la prestación de servicios sanitarios a los pacientes.

La energía generada por el proyecto cubrirá el 90% de las necesidades de electricidad de las instalaciones del centro, principalmente los departamentos de urgencias, radiología y clínicas especializadas, donde el servicio se había interrumpido debido a los cortes de energía.

La QRCS ya ha ejecutado proyectos de energía renovable para garantizar la continuidad de los servicios a la población de Gaza. Entre ellos, una universidad local y muchos hogares de familias pobres al otro lado del bloqueo.

Solar health uganda

Viajemos a Burkina Faso con Eco Green Energy. Hoy exploramos una parte fascinante de este país: la Grande Mosquée de Bobo-Dioulasso. El edificio se construyó en 1893 y, hoy en día, se ha convertido en uno de los ejemplos más excepcionales de la arquitectura de barro de estilo saheliano de la región. Los ladrillos de barro y las vigas de madera y horizontales proyectadas sirven de base al edificio. El complejo también incluye dos torres minaretes y una sala de oración.

Burkina Faso tiene un gran potencial para la energía solar, no sólo por los recursos solares, sino también porque el propio país sigue avanzando en la ampliación de la red de distribución de la red eléctrica a las zonas rurales. Muchos expertos en energías renovables afirman que la energía solar puede ser crucial en Burkina Faso para crear una oportunidad de generar electricidad con energía limpia. El gobierno de Burkina Faso quiere no depender de los vecinos y satisfacer el 30% de sus necesidades de electricidad con paneles solares para 2030.

Luces solares para África

Tener acceso a una atención sanitaria moderna significa tener acceso a la electricidad. Los hospitales, las clínicas y los centros de salud dependen en gran medida de la energía para todo, desde la iluminación y el almacenamiento de vacunas hasta una gran variedad de equipos clínicos. En el África subsahariana, casi el 60% de los centros de salud no tienen acceso a la electricidad.

Trabajando con socios locales, identificamos los centros de salud rurales sin acceso a la energía.  Suministramos sistemas solares básicos para alimentar y mejorar los servicios sanitarios, lo que permite a las enfermeras y a los médicos examinar a sus pacientes con mayor eficacia y llevar a cabo procedimientos que salvan vidas. Con la energía solar, las comadronas pueden gestionar los partos por la noche y los trabajadores sanitarios comunitarios pueden cargar sus teléfonos para comunicarse con sus pacientes y otros profesionales médicos.

«Antes de la instalación del sistema solar, era difícil trabajar de noche. Usábamos antorchas y velas para iluminar la sala, pero era muy difícil sostener la fuente de luz mientras ayudábamos a las mujeres durante los partos.»

«Esta pequeña lámpara va a ser un gran salvavidas para mí, sobre todo cuando la gente pide ayuda durante las horas nocturnas. No sólo me permitirá tener una mejor comunicación con la comunidad, sino que también me aportará la tan necesaria tranquilidad cuando vuelva a casa en la oscuridad» Halima Salim Magongo, educadora de pares en los servicios de pruebas de VIH/SIDA