Síntomas de obstrucción del catéter

El sondaje urinario se utiliza habitualmente en los entornos médicos como forma de mantener o medir la producción de orina. Sin embargo, como consecuencia de la multimorbilidad y de las enfermedades crónicas complejas, existen retos cuando se utiliza el sondaje urinario a largo plazo en los adultos mayores.

Se calcula que el 3% de los adultos mayores que viven en la comunidad y el 12% de los que están en centros de atención residencial utilizan el sondaje crónico para el drenaje urinario. Además, se calcula que más del 90% de los pacientes con cateterismo crónico están colonizados por bacterias que pueden provocar la obstrucción del catéter. En este artículo se revisará el desarrollo de la colonización bacteriana del catéter, se discutirá cómo la biopelícula y la incrustación conducen a la obstrucción, y se discutirá la evidencia que apoya las intervenciones para tratar los catéteres urinarios obstruidos.

El sondaje crónico cambia el entorno normal de la vejiga de varias maneras. En primer lugar, el drenaje constante de la sonda impide el ciclo habitual de llenado y lavado que elimina las bacterias de la vejiga. En segundo lugar, las sondas son cuerpos extraños que causan irritación y lesiones mecánicas en el revestimiento urotelial. Esta alteración permite que las bacterias se adhieran a las superficies uroteliales y del catéter y comiencen a multiplicarse para formar colonias. Alrededor de la colonia bacteriana se desarrolla una matriz viscosa llamada biofilm, que crea un microbioma que permite la absorción de nutrientes, protege a las bacterias de los cambios de pH e impide la penetración de antibióticos. Los trozos de la colonia bacteriana pueden desprenderse y convertirse en elementos flotantes que obstruyen el lumen del catéter. En tercer lugar, algunas especies de bacterias (especialmente Proteus mirabilis) producen ureasa, una enzima que descompone la urea en amoníaco. El amoníaco alcaliniza la orina, permitiendo la precipitación de cristales de estruvita y fosfato de calcio. Estos se incrustan y refuerzan la biopelícula (y también pueden provocar cálculos en la vejiga).

Cómo desatascar un catéter

Al igual que ocurre con otros problemas urológicos, es importante resolver la obstrucción de una sonda inmediatamente. Las obstrucciones no resueltas pueden provocar dolor, retención de orina, infecciones de la vejiga y de los riñones y, en última instancia, pueden permitir que la orina vuelva a fluir hacia los riñones, lo que puede provocar graves problemas renales o infecciones del torrente sanguíneo como la insuficiencia renal y la sepsis.Pasos para diagnosticar una obstrucción o bloqueo del catéterSi sospecha que puede tener un bloqueo u obstrucción en su catéter, el proceso de eliminación del bloqueo variará en función del tipo de catéter que tenga.Catéteres permanentes ¡Compruebe su elegibilidad en 2 sencillos pasos! Descubra los suministros para catéteres que cubre su seguro.    Correo electrónicoEmail Fecha de nacimiento Mes: Día: Año: Necesidades de productos del pacienteFormulario del paciente Productos para la incontinencia Catéteres y suministros urológicosSiguientePaso 1 de 2¡Tenga preparada su tarjeta de seguro! Si tiene un catéter suprapúbico o permanente (Foley), su catéter se colocará en la vejiga para drenar su orina en una bolsa de drenaje. Si nota que la bolsa de drenaje está vacía:

Qué ocurre si se bloquea la sonda urinaria

ObstruccionesUna de las complicaciones habituales del uso prolongado de la sonda es la incrustación por sales minerales, que conduce a la obstrucción de la misma. Pueden formarse depósitos cristalinos en el globo de retención, obstruir los orificios del ojo y bloquear el canal de drenaje de la orina. Las infecciones bacterianas hacen que la orina sea alcalina, por lo que se forman cristales en la superficie del catéter. Éstos obstruyen el flujo de orina, de modo que la vejiga se distiende constantemente. Esto puede llegar a ser muy doloroso. La orina retenida dentro de la vejiga puede filtrarse alrededor de la sonda o eludirla, provocando incontinencia, o puede volver a fluir o «refluir» hacia los riñones, lo que puede provocar graves infecciones renales y del torrente sanguíneo, pielonefritis y septicemia. Aproximadamente la mitad de los usuarios de catéteres de larga duración experimentan en algún momento la incrustación y la obstrucción del catéter (referencias: Kohler-Ockmore y Feneley, 1996; Getliffe, 1994). El bloqueo repentino del catéter puede ser angustioso. Puede ocurrir en cualquier momento y es una emergencia común para las enfermeras de distrito.

Se trata de un problema interesante porque hay ciertas bacterias, en particular una conocida como proteus mirabilis, que contiene una enzima denominada ureasa. La urea es el producto final del metabolismo de las proteínas en el cuerpo y la ureasa hidroliza la urea para formar amoníaco.

Cómo desatascar una sonda suprapúbica

Las sondas urinarias son tubos de plástico que se colocan en la vejiga para drenar la orina. Suelen utilizarse en personas que no pueden orinar normalmente. Suelen estar unidos a una bolsa de drenaje que recoge la orina. Si la orina no drena hacia la bolsa, puede producirse una acumulación de orina en la vejiga. Esto puede ser doloroso y, en algunas personas, puede causar una enfermedad grave. Es importante comprobar periódicamente que la sonda drena la orina, para poder obtener ayuda rápidamente si hay algún problema.

Algunas personas utilizan una válvula de catéter para impedir que la orina salga hasta que se abre, normalmente cada pocas horas. Si no sale orina cuando llega el momento de vaciar la vejiga, comprueba que la válvula está abierta. La orina no saldrá si la válvula está cerrada.

Un dispositivo que se coloca en el extremo de una sonda en lugar de una bolsa de drenaje. Funciona como un grifo: cuando está en posición abierta, la orina puede salir de la sonda. Cuando está en la posición cerrada, no drena la orina.