Los estudiantes universitarios online tienen una agenda muy apretada. Compaginan sus cursos, su vida laboral e incluso sus obligaciones familiares y sociales. Encontrar tiempo para estudiar entre todos sus compromisos puede ser todo un reto.

Los estudiantes que toman clases online y menudo trabajan a tiempo completo mientras obtienen su título. No es fácil hacer que todo funcione, pero equilibrar las clases y el trabajo es posible. Estos diez consejos ayudan a nuestros estudiantes en línea a encontrar el éxito en sus clases.

1. Trata el estudio como un trabajo

Cuando estás inscrito en tu programa online, estudiar es parte de tu trabajo. Necesitas comprometerte con tus estudios tan seriamente como te comprometes con tu carrera. Si haces esto, te mantendrás al tanto de tu agenda y estarás preparado para todo lo que el semestre te depare. Tómate en serio tus cursos online y encontrarás el éxito.

2. Haz un plan de estudio

Siéntate al principio de cada semestre y haz un calendario de estudio para los próximos meses. Anota todas las tareas principales, las fechas límite y los exámenes, y luego crea un plan realista que te ayude a trabajar de forma constante para llegar a estas fechas importantes.

Utiliza este plan de estudio para asegurarte de no retrasarte en tus clases online. El incumplimiento de los plazos y las tareas de última hora son estresantes e innecesarios. Si te ciñes a tu calendario, deberías ser capaz de superar con éxito cada semestre con una cantidad mínima de estrés.

3. Crea un espacio de estudio tranquilo

Dedica un espacio tranquilo a tus estudios. Prepara un escritorio sin distracciones y conviértelo en un espacio que tenga todo lo que necesitas para estudiar con éxito: fichas vacías, cuadernos, bolígrafos, lápices, subrayadores… lo que necesites. Utiliza este espacio para estudiar y sólo para estudiar.

Dígase a sí mismo que cuando se siente en su escritorio, apagará las redes sociales, se desconectará de su trabajo o de su familia y, durante una, dos o tres horas, se centrará completamente en sus estudios.

4. Haz una rutina de estudio

Una vez que tengas un espacio fijo dedicado exclusivamente al estudio, averigua qué hora del día y qué días de la semana te vienen mejor y hazlo parte de tu rutina. Si estudias a la misma hora, en el mismo lugar, semana tras semana, el estudio se convertirá en algo habitual y te resultará mucho más fácil encontrar la motivación para hacerlo.

Es como ir a una clase de gimnasia. Las primeras veces es difícil motivarse para ir. Pero si vas a la misma clase semana tras semana, muy pronto se convierte en parte de tu rutina y esperas con ansias tu entrenamiento.

Haz lo mismo con el estudio, conviértelo en una parte esencial de tu rutina semanal.

5. Utiliza tus recursos online

Tus cursos universitarios en línea probablemente vienen con recursos adicionales. Muchas escuelas, como la Universidad de Cincinnati, pueden darte acceso a una biblioteca online de publicaciones académicas. Tu profesor puede publicar lecturas adicionales y opcionales para complementar el material básico del curso. Aprovéchalo.

La lectura de materiales adicionales y la realización de investigaciones complementarias te ayudarán a asentar tus conocimientos y te prepararán para tener éxito en tus futuros exámenes.

6. Toma notas a mano

Tomar apuntes a mano puede ayudarte a recordar mejor las cosas a largo plazo en comparación con escribirlas a máquina. Cuando veas la clase, escribe tus notas en un cuaderno. Luego, cuando vuelvas a estudiar el material, escribe tus notas a mano en el ordenador. Esta repetición te ayudará a estudiar de forma más consciente y a asimilar el material de forma más completa.

7. Haz tarjetas de memoria

¿Te acuerdas de las tarjetas de memoria? En realidad son una gran herramienta para grabar en tu cerebro información compleja de tus clases online, así como vocabulario sencillo. El simple hecho de escribir las tarjetas te ayudará a recordar los datos con mayor claridad, ya que se ha demostrado que escribir los datos repetidamente ayuda a la retención.

Luego puedes llevar tus flashcards en el bolso y aprovechar el tiempo libre mientras vas en el autobús, sentado en una sala de espera o durante cualquier momento libre a lo largo del día en el que puedas hacer un hueco para estudiar.

8. Cambia de tema

Puede ser difícil concentrarse en un tema durante varias horas. Ayúdate a mantener la concentración a largo plazo y a retener más información en general cambiando lo que estás estudiando. Si vas a cursar tres clases este semestre, intenta dedicar una hora a cada una de ellas. Estudiarás durante tres horas y habrás cubierto todo lo que has aprendido hasta ahora.

Alternar lo que estás estudiando puede ayudarte a mantenerte concentrado durante más tiempo y a recordar más información que si intentas estudiar el material de una sola asignatura durante un largo periodo de tiempo.

9. Haz descansos

Los descansos también son una parte importante del proceso de estudio. La mente humana sólo puede mantenerse concentrada durante un tiempo antes de empezar a quedarse sin energía. Tómate un descanso de cinco minutos cada hora. Levántate, camina por la habitación, estírate, quizás ve a por un café y vuelve a tu mesa renovado.

10. Participar en los debates de clase

En las clases universitarias en línea, los debates tienen lugar en el portal en línea. En lugar de hablar de tus pensamientos sobre una lectura, tienes que escribirlos en posts y comentarios. Esto puede parecer tedioso al principio, pero en realidad es una forma estupenda de estudiar un poco más.

Escribir tus pensamientos sobre un tema o una lectura te ayudará a entender y recordar mejor el material del curso. El acto de escribir es una herramienta realmente poderosa para la retención de información. Participar en los debates de clase mejorará tu nota y tu rendimiento en el próximo examen.