Dolor de muelas

El dolor de muelas comienza como un dolor intermitente en los niños.    Normalmente, tus hijos te dirán cuando están comiendo si experimentan síntomas de dolor.    Lo normal es que el dolor persista durante uno o dos minutos después de comer o beber líquidos.     Si su hijo es muy pequeño y no puede decirle que le duele, observe si ingiere alimentos y líquidos en cantidades reducidas.

Cuando se producen dolores dentales infantiles con los dientes de leche, lo mejor es no extraerlos . La mayoría de las veces el odontopediatra puede salvar el diente de leche con un procedimiento llamado pulpotomía, un procedimiento que elimina la caries y la parte enferma del nervio que está en contacto con la cavidad.    Una vez eliminada, el odontopediatra colocará un medicamento para el nervio dentro del diente y lo sellará con una corona de diente de leche.

Si su hijo experimenta síntomas de dolor de muelas que persisten más allá de unos minutos después de comer o si el dolor de muelas se produce de forma espontánea, el diente tiene una infección más profunda que puede requerir una extracción dental.

A veces los padres no tienen en cuenta el dolor de muelas de su hijo hasta que desaparece.    Esto sucede después de unas semanas, pero esto sólo significa que el nervio dentro del diente está muerto.    A medida que la infección se adentra en el diente y en el hueso de la mandíbula puede formarse un absceso.    Este aparece como una burbuja o grano en las encías justo debajo del diente.     Si no se trata, el absceso puede extenderse a otras zonas de la cara formando una celulitis, una inflamación general de los tejidos blandos que puede extenderse rápidamente a las vías respiratorias, los ojos o incluso el cerebro.    Como puede imaginarse, esto puede ser mortal o poner en peligro la vida.

Dolor de muelas infantil de urgencia

A menudo, un dolor de muelas en los niños ocurre cuando menos se espera: cuando usted está de vacaciones o en una tarde de fin de semana cuando las oficinas están cerradas. Afortunadamente, una vez que reconozca los primeros signos de un dolor de muelas, estará preparado para saber cómo tratarlo y cuándo llamar a We Make Kids Smile para que su hijo vuelva a sonreír rápidamente.

En We Make Kids Smile, nuestro equipo entiende cómo un dolor de muelas en su hijo puede causar estrés y dolor. No se preocupe más, hay varios consejos para ayudar a tratar el dolor de muelas de su hijo incluso mientras programa una visita dental de emergencia.

Un enjuague con sal tibia es una forma eficaz de ayudar a reducir la inflamación cuando tu hijo tiene dolor de muelas. Hacer gárgaras o buches con media cucharadita de sal en agua ayudará a eliminar las bacterias y los gérmenes porque es antibacteriana.

Si su hijo se queja de un dolor de muelas, puede colocar una bolsa de hielo contra el lado de la cara para ayudar a reducir la inflamación. También puedes utilizar un cubito de hielo contra la mejilla o dentro de la boca. Utiliza la compresa fría durante 15 minutos seguidos.

Ibuprofeno para el dolor de muelas de los niños

Los dolores de muelas son habituales en los niños pequeños. Pero como padres, nos preocupamos cada vez que nuestro hijo tiene dolor. El dolor de muelas de un niño puede tener muchas causas: caries, acumulación de placa, dientes que se caen, caries, dientes rotos o comida atrapada entre los dientes, y a veces lo que parece un dolor de muelas puede ser sólo un dolor causado por algo totalmente distinto. ¿Qué debe hacer cuando su hijo tiene dolor de muelas? Siga nuestros 6 sencillos pasos para identificar el problema, ayudar a aliviar el dolor de su hijo y conseguir el tratamiento que necesita.

Lo primero que debes hacer es intentar encontrar la causa del dolor de muelas de tu hijo. Si es lo suficientemente mayor, pídele que señale o describa el dolor. Si es más pequeño, busca la hinchazón, el enrojecimiento de las encías y la mejilla, la decoloración de los dientes o los dientes rotos. Si encuentras un diente suelto, descolorido o roto, es probable que hayas encontrado la causa.

A continuación, debes ayudar a tu hijo a eliminar las partículas de comida que puedan quedar atrapadas entre los dientes. Recuerda que debes ser suave y cuidadoso al usar el hilo dental, porque las encías de tu hijo pueden ser sensibles. Si su hijo tiene dificultades para usar el hilo dental o tiene aparatos dentales, considere la posibilidad de comprar un Waterpik Water Flosser for Kids para facilitar la tarea.

Síntomas del dolor de muelas del niño

Si tu hijo hace una mueca de dolor, el instinto paterno se impone. Pero, ¿sabes cuál es la mejor manera de afrontar un dolor de muelas? Cuando tu hijo se queja de dolor de muelas y no puedes acudir al dentista inmediatamente, puedes ayudarle a aliviar su dolor de muelas en casa.

A la primera señal de dolor de muelas, comprueba si hay problemas evidentes. Utiliza el hilo dental para eliminar los trozos de comida atascados, comprueba si hay algún diente suelto e inspecciona si hay alguna herida en la boca. A continuación, puedes trabajar para reducir los síntomas hasta que acudas al dentista.

Estas soluciones deberían ayudar a aliviar el dolor de muelas de tu hijo hasta que puedas programar una cita con el dentista. El dolor de muelas puede ser causado por una variedad de problemas, incluyendo infecciones, una lesión, un diente flojo, caries o partículas de comida impactadas. Un dentista podrá identificar la causa del dolor y recomendar una solución.

Es importante no ignorar el dolor de muelas, aunque tu hijo parezca estar momentáneamente tranquilo. Acuda al dentista lo antes posible, ya que podría ser necesario un procedimiento dental o una medicación recetada para tratar los síntomas adecuadamente.