Ejemplos de errores médicos evitables

Los hospitales son lugares donde la gente va a recuperarse. Los pacientes ponen su confianza y su vida en manos de profesionales médicos con la esperanza de superar su enfermedad. Aunque los expertos médicos hacen todo lo posible por ayudar a los pacientes, no son infalibles y se producen errores médicos.

A veces se equivocan y cometen errores o diagnostican mal a las personas, lo que puede provocar muertes. De hecho, los errores médicos son la tercera causa de muerte en Estados Unidos, con hasta 250.000 víctimas mortales al año. A continuación se exponen algunos de los errores más comunes:

El diagnóstico erróneo es uno de los errores médicos más comunes. A veces los resultados de las pruebas no son fáciles de interpretar y los médicos se equivocan. Un plan de tratamiento incluye a menudo mediación o cirugía que puede causar un daño considerable al paciente, especialmente si no necesita el tratamiento. Incluso si los medicamentos no causan daños, un diagnóstico erróneo puede retrasar el tratamiento de la causa principal.

En muchos casos, el tiempo es esencial y un diagnóstico tardío puede provocar complicaciones graves. Si un médico duda a la hora de tomar una decisión o proporcionar un tratamiento, lo mejor es buscar una segunda opinión inmediatamente.

Reducción y prevención de errores médicos

Todos los años mueren personas innecesariamente a causa de errores médicos en hospitales y centros médicos de todo el país que podrían haberse evitado fácilmente. De hecho, la tercera causa de muerte en los Estados Unidos se debe a errores médicos iatrogénicos, precedida por las enfermedades cardíacas y el cáncer como primera y segunda respectivamente.

Si usted o un ser querido ha sido gravemente herido debido a la negligencia de un proveedor de atención médica, o se ha producido una muerte, póngase en contacto con uno de nuestros experimentados abogados de negligencia médica en Gilreath & Associates para una consulta gratuita. Nos gustaría ayudarlo a atravesar este momento increíblemente difícil.

Artículos sobre errores médicos evitables

Analizando los datos de la tasa de mortalidad médica durante un periodo de ocho años, los expertos en seguridad del paciente del Johns Hopkins han calculado que más de 250.000 muertes al año se deben a errores médicos en EE.UU. Su cifra, publicada el 3 de mayo en The BMJ, supera la tercera causa de muerte de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE.UU.: las enfermedades respiratorias, que matan a cerca de 150.000 personas al año.

El equipo del Johns Hopkins afirma que el modo en que los CDC recogen las estadísticas sanitarias nacionales no clasifica los errores médicos por separado en el certificado de defunción. Los investigadores abogan por actualizar los criterios de clasificación de las muertes en los certificados de defunción.

«Las tasas de incidencia de las muertes directamente atribuibles a una atención médica errónea no han sido reconocidas en ningún método estandarizado de recogida de estadísticas nacionales», afirma el doctor Martin Makary, profesor de cirugía de la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y autoridad en materia de reforma sanitaria. «El sistema de codificación médica se diseñó para maximizar la facturación de los servicios de los médicos, no para recopilar estadísticas sanitarias nacionales, como se está utilizando actualmente».

Causas de los errores médicos

Los errores médicos parecen algo que sólo ocurre en las películas o en tus peores pesadillas, pero son una desafortunada realidad. Cada año mueren más de 250.000 personas por errores médicos evitables, según la Facultad de Medicina Johns Hopkins.

Cada año, millones de pacientes se ven perjudicados por errores relacionados con los medicamentos. Los errores médicos son la tercera causa de muerte en Estados Unidos, lo que resulta inquietante porque los pacientes confían en los médicos para salvarse.

Los errores de diagnóstico son uno de los errores médicos más comunes. Un diagnóstico incorrecto puede dar lugar a un tratamiento médico innecesario, que le perjudicará. Un diagnóstico erróneo suele provocar un retraso en el tratamiento adecuado, lo que agrava la enfermedad y prolonga el sufrimiento.

Los errores de medicación son uno de los más comunes que pueden ocurrir durante el tratamiento. Algunos médicos prescriben accidentalmente la dosis incorrecta de medicación a sus pacientes, etiquetan mal el frasco de la medicación o no advierten al paciente de los posibles efectos secundarios de la misma. Los prescriptores y cuidadores son responsables de revisar el historial médico del paciente para evitar darle una combinación de medicamentos letal.