Diferencia entre enfermedad aguda y crónica con ejemplo

En North Coast Family Medical Group, proveemos cuidado de enfermedades agudas y crónicas a nuestros pacientes en el Condado de San Diego. Si usted no es un paciente actual, llámenos al (760) 942-0118 para hablar con un miembro de nuestro equipo.

Estas condiciones generalmente aparecen rápidamente, pero mejorarán después de la atención urgente o a corto plazo se proporciona. En algunos casos, como con el resfriado común, los síntomas mejorarán por sí solos. El tiempo de recuperación suele ser bastante rápido. El autocontrol puede contribuir en gran medida a evitar la aparición de enfermedades agudas, pero si son inevitables y graves, busque atención médica lo antes posible.

Estas enfermedades tardan más en desarrollarse que las crónicas y pueden progresar con el tiempo. Algunas enfermedades crónicas tienen señales de advertencia, mientras que otras no tienen ninguna. Por desgracia, las enfermedades crónicas sólo pueden controlarse, no curarse. El control de los síntomas suele requerir un plan de atención sanitaria y visitas periódicas al médico. Su médico puede proporcionarle medicamentos, consejos de alimentación saludable, terapia ocupacional y/o física y tratamientos complementarios (por ejemplo, acupuntura). Para evitar ciertas afecciones crónicas, se recomienda poner en práctica hábitos de vida saludables. Mantenerse activo físicamente, mantener un peso saludable, comer bien, limitar la exposición al sol y abstenerse de consumir drogas y alcohol en exceso son muy beneficiosos.

Ejemplos de enfermedades agudas

ResumenLas enfermedades agudas son graves y de aparición repentina. Pueden describir cualquier cosa, desde un hueso roto hasta un ataque de asma. Una enfermedad crónica, por el contrario, es un síndrome de larga evolución, como la osteoporosis o el asma. Tenga en cuenta que la osteoporosis, una afección crónica, puede provocar una fractura de hueso, una afección aguda. Un ataque de asma agudo se produce en medio de la enfermedad crónica del asma. Las afecciones agudas, como un primer ataque de asma, pueden dar lugar a un síndrome crónico si no se tratan.

Actualizado por: Linda J. Vorvick, MD, Profesora Asociada Clínica, Departamento de Medicina Familiar, UW Medicine, Escuela de Medicina, Universidad de Washington, Seattle, WA. También revisado por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, Brenda Conaway, Directora Editorial, y el equipo editorial de A.D.A.M.

Definición de enfermedad aguda nhs

El dolor agudo indica a tu cuerpo que te has hecho daño, por ejemplo, cuando te caes, te golpeas un dedo del pie, te quemas un dedo, etc. El dolor aparece repentinamente, alcanza su punto máximo como señal para que su cuerpo sane la lesión, y disminuye a medida que ésta se cura. Del mismo modo, las enfermedades agudas, como la gripe o el resfriado común, afligen a una persona de forma repentina, empeoran durante un breve periodo y luego desaparecen.

El dolor crónico, por el contrario, aparece gradualmente y, cuando sientes su presencia, te das cuenta de que ha estado ahí durante un tiempo. Dura semanas, incluso meses, más allá de la recuperación esperada, hasta que sientes que el propio dolor es una enfermedad y se convierte en parte de ti. El dolor de espalda que dura meses y empeora con el tiempo es un buen ejemplo de dolor crónico.

Una condición crónica es una condición de salud humana o una enfermedad que es persistente o que tiene efectos duraderos. El término crónico suele aplicarse cuando el curso de la enfermedad dura más de tres meses.

Ejemplos de afecciones agudas son una fractura de hueso o un ataque de asma, una quemadura y una lesión en el cuello mientras se juega. Las enfermedades agudas son los resfriados, la gripe y los estreptococos. El dolor agudo se experimenta después de que alguien se haya hecho daño, por ejemplo un corte o un hueso roto.

Ejemplos de enfermedades crónicas

El sentido no contable de «enfermedad aguda» se refiere a la fase aguda, es decir, a un curso corto, de cualquier entidad patológica[1][2]. Por ejemplo, en un artículo sobre la enteritis ulcerosa en aves de corral, el autor dice que «en la enfermedad aguda puede haber un aumento de la mortalidad sin ningún signo evidente»,[3] refiriéndose a la forma o fase aguda de la enteritis ulcerosa.

El término «agudo» también se incluye en la definición de varias enfermedades, como el síndrome respiratorio agudo grave, la leucemia aguda, el infarto de miocardio agudo y la hepatitis aguda. Esto se hace a menudo para distinguir las enfermedades de sus formas crónicas, como la leucemia crónica, o para destacar la aparición repentina de la enfermedad, como el infarto agudo de miocardio[2].

«Volver a ocurrir»: el concepto suele ser el de múltiples episodios agudos. Recaída puede significar lo mismo que recurrente, aunque recaída suele utilizarse para describir la reaparición de enfermedades crónicas que entran en remisión y luego vuelven a aparecer.

Una exacerbación aguda de una enfermedad crónica. Se aplica a diversas afecciones, como la insuficiencia hepática,[4][5] el hematoma subdural,[6] la insuficiencia renal[7] la insuficiencia respiratoria,[8][9] y la bronquitis.