Hipertiroidismo y fertilidad en los hombres

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Tener una enfermedad tiroidea puede afectar a su fertilidad, así como a su plan de tratamiento una vez que se quede embarazada. Su tiroides es crucial durante el embarazo porque regula la producción de las hormonas tiroideas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4), las cuales desempeñan un papel vital en el desarrollo del cerebro y el sistema nervioso de su bebé.

Si se le ha diagnosticado una enfermedad tiroidea, debe someterse a un control periódico durante todo el embarazo. Si tiene síntomas de una enfermedad de la tiroides pero no ha sido diagnosticada, es importante que se lo comunique a su proveedor de atención médica para que pueda ser controlada y tratada adecuadamente para que tanto usted como su bebé estén sanos.

Una buena función tiroidea es esencial para un sistema reproductivo saludable, así como para su capacidad de concebir con éxito, prosperar durante el embarazo y dar a luz a un bebé sano. La Asociación Americana de la Tiroides (ATA) recomienda que todas las mujeres que buscan tratamiento para la infertilidad se sometan a un control de los niveles de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) para descartar o diagnosticar una enfermedad tiroidea, ya que puede contribuir a las dificultades de fertilidad. La TSH es la hormona producida por la hipófisis que desencadena la producción de T3 y T4.

¿Puede una mujer con problemas de tiroides quedarse embarazada?

El viernes 10 de junio cerraremos algunas de nuestras oficinas antes de tiempo para el desarrollo profesional. La página de la oficina de su vecindario tendrá los horarios más recientes. ¿Necesita atención lo antes posible? Como siempre, la atención virtual 24/7 está disponible directamente en la aplicación One Medical.

Es una pequeña glándula en su cuello con forma de mariposa, pero la tiroides es poderosa. Regula todo, desde la temperatura corporal hasta el metabolismo, pero la mayoría de nosotros nunca pensamos en nuestra tiroides hasta que algo va mal. En algunos casos, puede tratarse de una glándula hipoactiva que se manifiesta como hipotiroidismo y síntomas como la pérdida de cabello o el aumento de peso; para otros, es una glándula hiperactiva que conduce al hipertiroidismo y a la aceleración de los latidos del corazón o al insomnio.  Y para un número creciente de personas, el problema es el cáncer papilar de tiroides.

Pero algunas mujeres no saben que su tiroides no funciona correctamente hasta que tienen problemas para concebir. Afortunadamente, con el diagnóstico y el tratamiento de tiroides adecuados, todavía es posible que sean madres.

Hipertiroidismo y embarazo

La enfermedad tiroidea es un grupo de trastornos que afectan a la glándula tiroidea. El tiroides es una pequeña glándula con forma de mariposa situada en la parte delantera del cuello que produce hormonas tiroideas. Las hormonas tiroideas controlan la forma en que el cuerpo utiliza la energía, por lo que afectan al funcionamiento de casi todos los órganos del cuerpo, incluso al modo en que late el corazón.

A veces el tiroides produce demasiadas o muy pocas de estas hormonas. Un exceso de hormona tiroidea se denomina hipertiroidismo y puede hacer que muchas de las funciones de su cuerpo se aceleren. «Hiper» significa que la tiroides es hiperactiva. Más información sobre el hipertiroidismo en el embarazo. Una cantidad insuficiente de hormona tiroidea se denomina hipotiroidismo y puede hacer que muchas de las funciones de su cuerpo se ralenticen. «Hipo» significa que la tiroides es poco activa. Más información sobre el hipotiroidismo en el embarazo.

Las hormonas tiroideas son cruciales para el desarrollo normal del cerebro y el sistema nervioso de su bebé. Durante el primer trimestre -los tres primeros meses de embarazo- su bebé depende de su suministro de hormonas tiroideas, que llega a través de la placenta. Alrededor de las 12 semanas, la tiroides del bebé empieza a funcionar por sí misma, pero no produce suficiente hormona tiroidea hasta las 18 o 20 semanas de embarazo.

¿Puedo quedarme embarazada con hipertiroidismo y periodos irregulares?

La tiroides se ha pasado un poco por alto en el tratamiento de la fertilidad a menos que los resultados sean muy anormales. Sin embargo, hay médicos que creen que debería tomarse mucho más en serio de lo que se hace actualmente. Hay pruebas de que, en realidad, las hormonas tiroideas desempeñan un papel importante en la fertilidad y el embarazo.

La tiroides es una glándula endocrina que produce hormonas que regulan el crecimiento y la función de otros sistemas corporales. Es crucial para regular el metabolismo, la producción de energía, la utilización del oxígeno y los niveles hormonales.

Las hormonas tiroideas son producidas por todo el mundo y desempeñan un papel importante en el crecimiento. Por ello, son fundamentales en el embarazo. Si la tiroides es demasiado o poco activa, puede afectar a la regulación de la ovulación y reducir la fertilidad. Muchas mujeres sufren de disfunción tiroidea; alrededor del 25% de las mujeres a lo largo de su vida, lo que supone unas 4 veces más mujeres que hombres. La enfermedad de Graves es la disfunción tiroidea más común y afecta al 1% de la población. Estas enfermedades son importantes para la fertilidad, ya que las hormonas tiroideas son importantes para regular la ovulación, prevenir el aborto y ayudar al desarrollo del cerebro del feto.