Síntomas y signos de exceso de ejercicio del perro

Al igual que la artritis en los seres humanos provoca dolor y rigidez, la artritis en los perros puede hacer que su perro no quiera salir a dar sus paseos diarios porque se siente incómodo y tiene dificultades para moverse con la facilidad de antes.

El sufijo «itis» significa inflamación, y artritis significa simplemente inflamación de las articulaciones. La artritis canina es un problema común -sobre todo en los perros mayores- que es progresivo y suele ser permanente.

Puede afectar a perros sanos y en forma desde una edad temprana, debido a problemas en el desarrollo de los huesos y las articulaciones, aunque esto es más inusual. Los síntomas suelen empeorar en condiciones de frío o humedad.

Si sospecha que su perro padece artritis, llévelo a su veterinario para que le haga una revisión completa. Hay muchas opciones de tratamiento que pueden ayudar a aliviar las molestias de tu perro -desde la terapia antiinflamatoria hasta los antiinflamatorios no esteroideos (AINE)- y tu veterinario te explicará las opciones disponibles.

Tratamiento del sobreesfuerzo del perro

Los perros con dolor de espalda agudo parecen rígidos y a menudo chillan cuando se mueven o se les toca. También pueden temblar, jadear y parecer inestables sobre sus patas. El dolor de espalda crónico, en cambio, puede manifestarse sólo como un hablar más tiempo de lo habitual para ponerse cómodo.

HuesosLa columna vertebral (o espina dorsal) está formada por una serie de pequeños huesos llamados vértebras, que forman un tubo óseo que protege la médula espinal. Los perros tienen: Las vértebras tienen formas un poco diferentes, pero en general todas tienen una sección sólida en la parte inferior (el cuerpo vertebral), un orificio por encima (donde va la médula espinal) y luego unas partes puntiagudas que suben y salen a los lados (llamadas apófisis espinosas y apófisis transversas). Las vértebras se conectan entre sí mediante dos tipos de articulaciones:NerviosLa médula espinal (que discurre por el centro de las vértebras) forma parte del sistema nervioso central (SNC), es decir, es una prolongación del cerebro. Además de la médula espinal, hay nervios espinales que se ramifican y salen por los lados entre las vértebras. Los perros tienen 36 pares de nervios espinales, que transmiten señales motoras, sensoriales y autonómicas entre la médula espinal y el cuerpo.

¿Qué puedo darle a mi perro para la rigidez de las patas traseras?

Los perros son muy buenos a la hora de ocultar los signos de dolor, lo cual es una gran táctica de supervivencia en la naturaleza, pero no es tan bueno para los propietarios de perros domésticos que quieren garantizar la calidad de vida y el bienestar de su perro. Tenga la seguridad de que, si conoce bien la personalidad de su perro y está atento a ciertos comportamientos, puede estar seguro de que notará los indicadores sutiles de dolor y podrá actuar en consecuencia.

Comportamiento general: Sacudidas, orejas aplastadas, postura baja, agresividad, temperamento malhumorado, jadeo o llanto, lamido excesivo o rascado de una zona concreta, reticencia a jugar, interactuar o hacer ejercicio, cojera, rigidez tras el descanso, pérdida de apetito.

Al tacto o a la inspección: Lamerse los labios, retroceder, girar la cabeza, moverse para evitar el contacto, llorar o reaccionar vocalmente, jadear, aumento de la frecuencia respiratoria o cardíaca, calor en la zona, enrojecimiento de la zona, hinchazón de la zona.

No necesariamente. Es importante tener en cuenta que, a menudo, sólo se observan algunos de estos comportamientos cuando un animal siente dolor, y aunque pueden ser notables en una condición de dolor agudo, en condiciones de dolor más progresivo o crónico, estos comportamientos pueden ser mucho más sutiles.

¿Por qué mi perro está rígido y no se mueve?

El dolor de espalda no sólo se da en los humanos, sino también en los perros. Los perros pueden padecer dolores de espalda de leves a graves, con movilidad limitada, que pueden ser temporales o crónicos. Conocer los signos y tratamientos del dolor de espalda puede ayudar enormemente a aliviar el dolor de su perro.

Se realizan exámenes físicos y neurológicos para localizar el origen del dolor y comprobar los reflejos neurológicos de su perro. También se pueden solicitar radiografías de la columna vertebral o tomografías o resonancias magnéticas para obtener un diagnóstico más preciso.

El exceso de peso ejerce una presión innecesaria sobre la espalda de su perro. Controlar el peso de su perro es esencial no sólo para garantizar su salud general, sino también para reducir la tensión en su espalda.

Incluso con dolor de espalda, la actividad física es vital para que los perros garanticen la movilidad de sus músculos y articulaciones. Se pueden establecer restricciones en su plan de ejercicios para no agravar su dolor de espalda. Los paseos con correa durante periodos de tiempo más cortos pueden ser útiles para mantenerlos en movimiento sin que se les irrite la espalda.

Para aliviar rápidamente el dolor de espalda de su perro, pueden recetarse medicamentos antiinflamatorios, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los opiáceos. Sin embargo, deben utilizarse con precaución, ya que podrían tener efectos adversos si se inducen de forma incorrecta.