Victor Meldrew – ¡dos grandes trozos!

Un cierto grado de preocupación por nuestra salud puede mantenernos al día con los médicos, ayudarnos a tomar decisiones saludables sobre la dieta y el estilo de vida, y proporcionarnos motivación para ir al gimnasio o a una clase de yoga cuando lo único que queremos es hundirnos en el sofá con un galón de helado.

Sin embargo, si la preocupación por su salud se vuelve obsesiva, le lleva a la consulta del médico para pedirle pruebas para descartar enfermedades de las que no tiene síntomas, o le impide disfrutar de su vida, podría estar sufriendo un trastorno de ansiedad por enfermedad, también llamado trastorno de ansiedad por salud o trastorno de síntomas somáticos, pero más conocido como hipocondría o hipocondría.

Un nivel clínico de ansiedad por enfermedad se define como un trastorno mental en el que la persona afectada tiene un miedo excesivo y constante a padecer una afección médica grave, a pesar de recibir un certificado de buena salud y de las garantías de los proveedores de atención sanitaria.

Estos episodios se convierten en un problema mayor cuando estos desencadenantes se combinan con un conjunto de normas o suposiciones sanitarias inflexibles e inexactas. Un desencadenante puede ser algo interno (dentro de ti) o externo en tu entorno.

Matchstick Men (2003) Tráiler oficial #1 – Película de Nicolas Cage

La hipocondría, que afecta hasta al 5% de los pacientes externos, se define como un temor o creencia persistente de que se padece una enfermedad médica grave y no diagnosticada. A excepción de un ensayo clínico a gran escala, pocos estudios bien diseñados han investigado la eficacia del tratamiento. Barsky y Ahern plantearon la hipótesis de que una intervención de terapia cognitivo-conductual (TCC) sería más eficaz que la atención habitual para aliviar los síntomas hipocondríacos.

Los sujetos fueron reclutados en consultas médicas y a través de un anuncio público en el que se buscaban voluntarios. La hipocondría se evaluó mediante un cuestionario de hipocondría e incluyó a pacientes que cumplían los criterios de hipocondría del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, 4ª edición (DSM-IV) y a aquellos con puntuaciones subumbrales. Los pacientes fueron incluidos si eran mayores de 18 años, dominaban el inglés y habían visitado a un médico de atención primaria en los 12 meses anteriores. La TCC se impartió en seis sesiones de 90 minutos, centrándose en la amplificación cognitiva y conductual de los síntomas, las creencias de salud, las conductas de enfermedad y de rol de enfermo, y el estado de ánimo. La variable de resultado principal fue el cuestionario de hipocondría, mientras que los resultados secundarios incluyeron la ansiedad relacionada con la salud, la frecuencia de los pensamientos hipocondríacos, los síntomas somáticos hipocondríacos, el diagnóstico clínico de hipocondría del DSM-IV, el deterioro del rol y el estado funcional.

As Good as It Gets (1997) Trailer #1 | Movieclips Classic Trailers

Alexandra Jacobs Entertainment Weekly Weingarten prescinde de la objetividad periodística, a medias, y expone sus preocupaciones sobre su propia mortalidad con detalles no aptos para aprensivos.

Al hacer clic en «Registrarme», reconozco que he leído y acepto la política de privacidad y las condiciones de uso. Oferta de libro electrónico gratuito disponible sólo para los NUEVOS suscriptores de Estados Unidos. La oferta se puede canjear en el distribuidor de libros electrónicos de Simon & Schuster. Debe canjearse en un plazo de 90 días. Consulte los términos y condiciones completos y las opciones de este mes.

¿Soy o no soy (como MD)?

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

El trastorno de ansiedad por enfermedad (TEA), antes conocido como hipocondría, es una afección caracterizada por un miedo excesivo a padecer una enfermedad grave a pesar de tener pocos o ningún síntoma. Las personas que padecen TIA suelen acudir a los médicos por síntomas que creen que están relacionados con un problema médico o pueden creer que los síntomas leves son más graves de lo que realmente son.

La hipocondría fue eliminada en la última versión del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5). La hipocondría se eliminó del DSM-5 porque el término tiene connotaciones negativas y es estigmatizante.

En su lugar, la mayoría de las personas a las que antes se les diagnosticaba hipocondría reciben ahora un diagnóstico de trastorno de ansiedad por enfermedad o de trastorno de síntomas somáticos. Sin embargo, hay quienes consideran que la hipocondría debería reclasificarse como una fobia, ya que representa un miedo específico.