Una de las quejas más frecuentes con las que se consulta a un neuropatólogo es el dolor de cabeza. Esta dolencia es provocada por muchas enfermedades (más de 40), la mayoría de las veces ocultas. Por lo tanto, a menudo sucede que una persona aparentemente absolutamente sana de repente comienza a sufrir dolores de cabeza. Averiguar y luego eliminar la verdadera causa del problema está al alcance de un neurólogo experimentado con los conocimientos suficientes.

Las sensaciones de dolor pueden ser muy diversas: se manifiestan en diferentes partes de la cabeza, tienen un carácter variado, intensidad y duración variables. Por lo general, no indican una enfermedad grave. Pero si el dolor es prolongado o recurrente con regularidad, debe consultar a un médico de inmediato, ya que este es un síntoma pronunciado de trastornos sistémicos en el cuerpo.

Tipos de dolor de cabeza

Hay 5 tipos principales de dolores de cabeza:

  1. Migraña: dolor punzante (con mayor frecuencia en la mitad de la cabeza), acompañado de intolerancia a la luz brillante, ruido fuerte. Las causas de las migrañas aún no están claras. Solo se sabe que muchos factores pueden provocar migrañas, desde el estrés y los cambios en el clima hasta ruidos fuertes o comida inusual.
  2. Los dolores de tensión (dolores de «opresión», a veces comparados por los pacientes con la sensación de un casco presionando la cabeza) suelen ser causados ​​por estrés crónico, por lo que las personas propensas a la depresión son especialmente susceptibles a ellos. Además, son causadas por un sobreesfuerzo de los músculos masticatorios o del cuero cabelludo.
  3. El daño a la columna cervical debido a un traumatismo u osteocondrosis cervical causa un dolor pulsátil en la parte posterior de la cabeza, la nuca, mareos frecuentes, disminución de  la agudeza visual  y auditiva.
  4. Las lesiones cerebrales traumáticas causan dolor que puede durar varios años sin tratamiento. Además del dolor, hay una disminución de la concentración, atención, mareos, irritabilidad, depresión.
  5. Presión arterial baja (hipotensión) o alta (hipertensión). El motivo principal es la hipertensión, que provoca un dolor opresivo en la parte posterior de la cabeza y el cuello. Si la hipotensión es la culpable del problema, entonces se acompaña de mareos, debilidad.

Además, el dolor en el área de la cabeza puede ser causado por enfermedades infecciosas, distonía vascular vegetativa, aumento de la presión intracraneal, meningitis, tumores, exposición a medicamentos, patologías en el desarrollo del cráneo, patologías metabólicas.

Diagnóstico y tratamiento del dolor de cabeza

En primer lugar, debe comprender qué factores específicos causan la enfermedad. La determinación de las causas se realiza en consulta con un neurólogo, que realiza un examen y luego hace un diagnóstico. Si es necesario, se prescriben  pruebas  o exámenes realizados por especialistas en otras áreas.

A partir de los datos obtenidos se realiza un diagnóstico. El tratamiento se prescribe para cada paciente de forma individual, dependiendo de su condición y las razones que causaron el dolor de cabeza.